BIENVENIDOS EN EL BIENESTAR COTIDIANO
 

Un mundo hecho de cosas ricas, ¡para cuidarse sin renunciar al sabor!

Granoro para tu bienestar

La “costumbre de una alimentación saludable” siempre ha sido el fundamento de los principios y valores éticos de Granoro. Los esfuerzos realizados en la búsqueda de nuevas tecnologías productivas nunca han perdido de vista el principio fundamental de toda la producción empresarial: ofrecer al consumidor productos de primera calidad para una sana alimentación. Por este motivo Granoro, en los últimos años, ha sostenido una serie de iniciativas y alianzas con Asociaciones, Escuelas e Institutos de Investigación orientados a la salud y la correcta alimentación.

La dieta para tu salud

La sana alimentación tiene una importancia fundamental para la salud, en todas las fases de la vida. Una correcta nutrición, asociada a un estilo de vida activo y sano, constituye la base para la prevención de muchísimas patologías.
La Dieta Mediterránea representa un patrimonio histórico y cultural extraordinario, seguirla es sinónimo de ¡comer bien y al mismo tempo comer sano!
Hablando de nutrientes, es la dieta más idónea para prevenir las enfermedades cardiovasculares: pocas grasas saturadas, hidratos de carbono con moderación, abundancia de fibra alimentaria, una cantidad no excesiva de proteínas, presencia de minerales, vitaminas y otras sustancias antioxidantes.

Las “buenas” costumbres para una vida sana y activa

Tomar un desayuno abundante

El desayuno es considerado la comida más importante del día. Para enfrentar con vitalidad nuestra jornada tenemos que empezar antes de todo con un desayuno equilibrado: alimentos deliciosos que sean también sanos y energéticos.

Comer mucha fruta y verdura

Las frutas y verduras son importantes para el bienestar de nuestro organismo. Tres porciones de verdura y dos de fruta cada día aportan fibras solubles, necesarias para reducir la absorción de grasas y azúcares, como asimismo vitaminas, minerales y sustancias antioxidantes.

Más legumbres y cereales integrales

Las legumbres y los cereales aportan hidratos de carbono (sobre todo almidón y fibra), como también vitaminas, minerales y otras sustancias preciosas para la salud. Los cereales y sobre todo las legumbres son también unas buenas fuentes de proteínas, por esto son un componente esencial de la alimentación cotidiana. 

Agua a voluntad

Hay que tomar de 6 a 8 vasos de agua al día, sin esperar a tener sed. El agua es utilizada en la absorción, digestión, transporte y uso de muchas sustancias por parte del organismo.

Poca sal

¡Ingerimos más sal de lo que necesitaría nuestro cuerpo! Más que de la sal comúnmente conocida, nuestro organismo necesita sodio, que está presente de forma natural en los alimentos en cantidades suficientes para satisfacer la necesidad de nuestro organismo.

¿Grasas? Pocas y de buena calidad

Las grasas deben ser eliminadas completamente, lo importante es preferir las de buena calidad, es decir las grasas insaturadas presentes en los aceites vegetales, en particular en el aceite de oliva virgen extra, en el pescado, en las semillas aceitosas y en la fruta seca. Estas grasas contienen ácidos grasos esenciales, entre los cuales los omega-3, que aportan beneficios al corazón y a la circulación. Sin embargo, para una sana alimentación no hay que exagerar tampoco con las grasas vegetales: el límite tendría que ser de 3 porciones al día de grasas para aderezo, por ejemplo 1 cucharada de aceite por cada porción.

Atención a los azúcares

Los azúcares son una fuente de energía muy importante, pero, como los edulcorantes, tendrían que ser usados lo menos posible. Los azúcares no son nada más que hidratos de carbono simples, es decir los que son fácilmente digeribles, y su aporte no tendría que superar el 10-12 % de la energía diaria. Es oportuno reducir la ingestión de estos nutrientes porque son absorbidos muy rápidamente y el individuo siente el hambre aún antes de que el organismo haya tenido la posibilidad de usarlos para finalidades energéticas. En consecuencia está predispuesto a ingerir de nuevo mucha cantidad de azúcares simples, terminando por ingerir más calorías de las que se puedan consumir.

No exagerar con el alcohol

El alcohol constituye una dosis de calorías inútiles, no es un nutriente y por lo tanto no es “útil” para nuestro organismo y su consumo ha de ser controlado. En una alimentación sana el límite diario para un hombre adulto es de 2 vasos de vino, tomados rigurosamente durante las comidas, porque la presencia de alimentos ralentiza la absorción del alcohol.

Alimentación variada

Nuestro organismo necesita proteínas, vitaminas, hidratos de carbono, sales minerales y agua para funcionar lo mejor posible, por esto es importante seguir una dieta equilibrada y variada capaz de aportar a nuestro cuerpo todos los nutrientes necesarios. 

Más actividad física 

Independientemente de la edad, una actividad física regular, incluso moderada, contribuye a mejorar la calidad de la vida. 

Nuestro bienestar depende también de cómo nos cuidamos a nosotros mismos

Bio y BioIntegrale

para quererse bien

View more

CuoreMio Bio

para la salud de tu corazón

View more

Sin Gluten

sentirnos libres para comer con gusto

View more

La Cesta de las Delicias

Para tu bienestar en el desayuno

View more

CONTACTOS

¡Visítanos en las redes sociales y mantente siempre informado sobre las últimas novedades Granoro!

pasta@granoro.it